5 destinos para desconectar el wi-fi

¿Estás harto de estar enganchado al teléfono todo el día? ¿Quieres vivir una experiencia increíble y no tener que responder llamadas ni correos? La idea no es solo dejar la tecnología por unos días sino volver a actuar como cuando no existían los teléfonos, disfrutar de los paisajes al máximo y no sentarse a descansar para conectarse al wi-fi del hotel. En un viaje a Camboya, Bután, Belice, Madagascar o Tanzania ni te acordarás que existe Internet.

En el mundo en el que vivimos casi todos estamos conectados al móvil a diario. Ya sea por whatsapp, email, Facebook, Twitter, los olvidados sms o por Instagram. Sabemos que necesitas desintoxicarte por un tiempo de la tecnología y de todo lo que ella conlleva. Pues atento. Queremos que tus próximas vacaciones realmente te sirvan para desconectar y para olvidar de qué marca era tu móvil o la contraseña de tu facebook. ¿Te animas a viajar por destinos libres de wi-fi?

Viaje a Camboya

Si decides alejarte de la tecnología en un viaje a Camboya te recomiendo que lo hagas en familia. Haz las maletas, pon el modo avión y descubre uno de los países que conformaban la antigua Indochina. Por qué? La orografía del paisaje, sus campos de arroz, su caótica capital, el encanto y la alegría de su población y sus palacios te reducirán las ganas de leer el correo o ver qué es lo que ocurre en el mundo. Está bien saberlo pero también es recomendable dejar la mente en blanco y adentrarse en una nueva cultura. Eso sí, no te olvides la cámara de fotos si cuando vuelvas a la ‘realidad’ vuelves a sentir la necesidad de compartir cada uno de los paisajes y lugares en los que has estado. Claro que en los hoteles hay wi-fi y que en el país existen los teléfonos pero te invito a desintoxicarte de la tecnología.

viaje-a-camboya

Viaje a Belice

Cuando veas las hermosas playas y arrecifes que hay en Belice no te acordarás de que existe Internet. Puede que te venga a la mente la idea de compartirlo en redes sociales pero eso ya lo puedes hacer cuando vuelvas. Tu viaje a Belice tendrá varios puntos clave: sus playas, ruinas mayas, naturaleza salvaje y fondos marinos. Aquí olvidarás a caminar ya que intentarás pasar el máximo tiempo posible recorriendo como buzo los fondos marinos. Y es que, Belice posee uno de los arrecifes más importantes y ricos del mundo.

viaje-a-belice

Viaje a Madagascar

Después de cruzar Asia en nuestro viaje a Camboya, recorrer los fondos marinos del paraíso que es Belice nos vamos hasta África y más concretamente a su isla más grande, Madagascar. Puede que la recordemos por su famosa película animada pero en este momento es una isla desconocida por muchos. Todos los viajeros que visitan estas tierras, por otro lado muy afectadas por la pobreza, es su afabilidad, su cercanía y su cariño hacia el visitante. En un viaje a Madagascar te sentirás uno más de ellos además de sentir que no hace falta nada para ser feliz. Tan solo naturaleza y compañía.

Viaje a Tanzania

Si ya has recorrido Camboya, Belice y Madagascar estarás casi desintoxicado de la tecnología pero seguramente en un viaje a Tanzania siente completamente las bases para viajar sin hacer caso al wi-fi.  África es símbolo de magia y en muchas ocasiones al pensar en este continente nos vienen a la mente sus tribus y sus safaris pero África es mucho más. ¡Descúbrela!

viaje-a-tanzania

Viaje a Bután

Si has visitados todos estos países pero quieres sentir el aislamiento al máximo Bután es el país. Este pequeño país situado en la cordillera del Himalaya es conocido como el país más feliz del mundo. ¿Por qué? Porque su gobierno, en lugar de medir la riqueza del país a través del Producto Interior Bruto (PIB), lo hace con un medidor de felicidad. Un viaje a Camboya te desintoxicará pero en Bután aprenderás de su población a ser feliz. Es cierto que es un país muy caro pero visitarlo es una experiencia que nunca podrás vivir en otro lado. El 70% del país es área forestal por lo que será difícil conectarse al wi-fi.

viaje-a-butan

Si pruebas la experiencia de vivir sin Internet y te gusta, ¿por qué no hacerlo también a tu vuelta?

Deja un comentario

No publicaremos tu dirección de correo electrónico. Campo obligatorio *