Los 1000 sabores de Asia

Sabores de Asia

Asia no deja de sorprender a los viajeros tanto por la belleza de sus paisajes como por su riqueza cultural. Esta riqueza cultural la encontramos en los platos: la cocina asiática es una de las más diversas del mundo. Puestos en la calle, restaurantes gastronómicos, puestos de mercado, barbacoas en la playa, hay para todos los gustos y para todos los presupuestos.

Una de las particularidades de la cocina asiática es la variedad de sus influencias: cocina china, india, musulmana o incluso más antigua, como por ejemplo la cocina tailandesa de la época de Sukhothai. Los platos varían mucho de un país a otro y de una región a otra: cocina especiada del noreste de Tailandia, platos a base de pescado y crustáceos en el sur y en Filipinas, y también verduras al vapor y pescado crudo en Japón. Cada país de Asia posee sus propias características culinarias, pero en toda ella se encuentra una base común en términos de alimentos o de condimentos.

 

 

Alimento central de la cocina asiática: el arroz. Meloso, blanco, negro, machacado, al jazmín, al jengibre, ¡existen más de 150 000 variedades! Considerado como el alma del continente asiático, no lo encontramos solamente en la alimentación, sino también en los ritos religiosos, en la vida social o en la lengua, como en Japón, donde el ideograma que representa el arroz simboliza también la inmortalidad, la pureza y la abundancia. En otros países de Asia, los términos “arroz”, “comer” o “comer arroz” se confunden. Asia concentra el 92% de la producción mundial de arroz, de la cual una gran parte es de consumo interno.

 

Segundo elemento indispensable: las especias. Jengibre, toronjil, guindilla, curry, azafrán, comino, galanga, cúrcuma, la cocina de los platos asiáticos necesita muy a menudo un gran número de especias. La cocina de Laos, por ejemplo, se caracteriza por la utilización de más de 120 hierbas aromáticas y pimientos. Existen más de 40 tipos de pimientos en Asia. Los platos están más sazonados en ciertas regiones como el noreste de Tailandia o la India.

 

Se encuentran muchos pescados y crustáceos en los platos asiáticos. Crudo en los sushi japoneses, en brochetas a la parrilla en las playas de Filipinas y también en sopa en Tailandia. El pescado se cocina de todas formas. Y las numerosas sopas, fideos o arroz frito que se encuentran en Asia tienes muchas veces gambas.

 

Las frutas son el postre ideal en Asia, en especial cuando la temperatura sobrepasa los 35°C, no hay nada más refrescante que degustar el jugo de un coco bien fresco ¡cuando el termómetro se dispara! Pero el coco no es la única fruta que se encuentra en Asia, al contrario: piñas, lichís, rambután, durián, fruta del dragón, es difícil elegir, tal es la variedad de frutas diferente y a veces “desonocidas” para nosotros. El rambután (foto) , también llamado lichí con pelo, es una fruta rosa con pelo de color verde que se parece en sabor y apariencia al lichí, una vez pelado.
El durián tiene la particularidad de oler particularmente mal para los extranjeros, poco acostumbrados a su olor único. Algunos hablan de él como una mezcla de olor de queso y purín… En cuanto a la fruta del dragón, es una fruta de color rosa por fuera y con la carne blanca llena de granitos negros. Este tipo de frutas se encuentran en cualquier lugar de Asia del sureste: mercado, vendedores ambulantes, supermercados, etc.

 

Como práctica culinaria original, en algunos países de Asia como Laos, Camboya o Tailandia se encuentran insectos en los platos. No es que una cucaracha se haya albergado en tus fideos, no, los insectos cocidos son considerados como exquisiteces y forman parte de los ingredientes utilizados en la cocina de algunas regiones. Piruletas de escorpión, gusanos de seda fritos, langostas a la parrilla, si quieres llenar tus depósitos de proteínas, ¡aprovecha la ocasión!

 

Deja un comentario

No publicaremos tu dirección de correo electrónico. Campo obligatorio *