La historia de los Reyes Magos

Reyes Magos de Oriente

La noche del 5 al 6 de Enero, los Reyes Magos tienen una inmensa responsabilidad, recorrer gran parte del mundo a lomos de sus mágicos caballos y acompañados de sus sirvientes, visitando las casas de todos lo niños y repartiendo millones de regalos a los que se han portado bien y carbón a los más nerviosos… La mañana del 6 de Enero, montones de niños de medio mundo se despiertan ansiosos por ver que les han traído Melchor, Gaspar y Baltasar, conmemorando las ofrendas realizadas por éstos a Jesús de Nazaret en la antigüedad.

Conoce los orígenes de esta tradición y aprende sobre cómo se celebra en el mundo…

Hace muchos años, en Nazaret…

Hace mucho, mucho tiempo, una noticia atravesó el mundo y llegó a oídos de todos, lugareños humildes o Reyes de Oriente, todos se movilizaron para ir a Nazaret.  conocer y adorar al recién llegado Jesús… La noticia llegó a oídos de personas que vivían en países lejanos como los Reyes Magos de Oriente.

Son muchas las versiones e interpretaciones escritas o relatadas que hablan sobre el origen de los Reyes Magos, su procedencia, o su verdadera identidad.
La más tradicional de estas historias, cuenta que los Reyes Magos eran visitantes que viajaron desde Oriente hasta Belén para rendir homenaje y ofrecer regalos al recién nacido. Guiados por una estrella, emprendieron un épico viaje  que les llevó hasta Belén..

Guiados por una estrella

El lugar del que parten los tres Reyes Magos no se conoce de forma clara, pero lo más probable es que emprendieran el viaje desde algún lugar del antiguo reino de Persia, lo que actualmente es Irán. Durante su viaje, subidos a lomos de sus camellos y acompañados de sus inseparables pajes y sirvientes, recorrieron una distancia de casi 2000 kilómetros hasta llegar a su destino, atravesando diferentes países y espectaculares paisajes, muchos de ellos conservados hasta nuestros días.
Su lugar de partida podría ser Persépolis, situada en Irán. Persépolis fue elegida patrimonio de la humanidad por la UNESCO y es la ciudad más representativa de la tradición persa. En ella se celebraban multitud de celebraciones y estaba repleta de palacios, ya que era una ciudad de reyes. En su recorrido por Irán, los reyes atravesaron multitud de cordilleras y cuencas como los Montes Zagros o los Montes Elburz, bordearon enormes bosques y preciosos paisajes verdes que delimitan con el mar Caspio. Atravesaron también enormes desiertos que cubren gran parte del territorio, descansando en maravillosos oasis llenos de vegetación.

Más adelante, los Reyes Magos atraviesan Irak, la antigua Mesopotamia. En este territorio, la mayor parte la compone el desierto, pero sus majestades pudieron también disfrutar de hermosos bosques, montes y praderas. En él se encuentra la ciudad de Babilonia, donde se encontraban míticos edificios como la torre de babel o los fantásticos jardines colgantes de Babilonia.

En su viaje, los reyes pudieron atravesar también parte de la actual Arabia Saudí, fundamentalmente también territorio desértico, Jordán y finalmente Israel.
Los Reyes Magos llegan por fin a Belén y se dirigieron al conocido establo cargados de oro, incienso y mirra, los tres regalos poseen un gran simbolismo: el oro era un presente que se ofrecía a los reyes como señal de riqueza, el incienso era un elemento empleado en el culto en los altares y homenajeaba a su divinidad y la mirra, que era un material empleado en los embalsamamientos, recordaba que el Hijo debía morir.

Ofrendas a Jesus

Con el pasar de los años, se han ido añadiendo otra serie de datos y rasgos a la simbología de los Reyes Magos. En ningún momento se menciona en la biblia sus nombres, su aspecto ni cuántos eran en realidad. Es el paso del tiempo, las diferentes versiones, adornos y lógicas evoluciones y variaciones de la historia (sobre todo durante la edad media) las que les confieren los nombres de Melchor, un anciano de cabello y barba blanca y larga que obsequió a Jesús con oro, Gaspar aparece con barba roja y siendo un hombre mucho más joven, y ofrece incienso y Baltasar, un hombre de rostro y barba negra que portaba mirra, con los que actualmente los conocemos.
De la misma manera, va cambiando también la concepción de lo que representan. Pasan a representar las tres edades de la vida, juventud, madurez y vejez. En un principio se les atribuía ser persas o árabes, pero poco a poco y con el fin de representar a toda la humanidad, se les considera como un asiático, un blanco y un negro, cada uno representante de los tres continentes conocidos hasta entonces: Europa, Asia y África.

Lo mismo ocurre con su procedencia, en un principio se dice únicamente que provienen del lejano Oriente, es más adelante en otros escritos donde se dan algunas especificaciones sobre el lugar de procedencia de sus majestades.

Reyes de Oriente en dirección de Belén

En cuanto al hecho de que fuesen tres los Reyes Magos concretamente, podría ser debido a los tres presentes que traían a Jesús (incienso, oro y mirra), pero no hay ninguna mención clara sobre esto, por lo que posteriormente, algunas tradiciones han especulado con la posibilidad de que fuesen hasta doce los Reyes que se acercaron a adorar a Jesús.
En un principio, tampoco aparece el término Mago -de hecho no aparece en ningún momento en la biblia-, pero de todas formas, la palabra no tendría el significado de hechicero,,sino que su significado sería el de hombre sabio u hombre de ciencia, más concretamente, se piensa que pudieran ser astrólogos, de ahí que tuviesen el conocimiento necesario sobre los astros para poder guiarse por una estrella en su viaje hacia Belén.

En definitiva, la historia de los Reyes Magos está llena de misterios e incógnitas y aún hoy no se sabe con exactitud cual es la versión verdadera sobre el origen de estos personajes o sus verdaderas identidades. Sin embargo, podemos estar de acuerdo en que es una preciosa tradición llena de simbolismo que ha llegado hasta nuestros días, que permanece tan viva como hace dos milenios y que se celebra efusivamente en diferentes lugares y países a lo largo del mundo.

Con el paso del tiempo, los países católicos terminaron por establecer la festividad de los Reyes Magos el día 6 de Enero por lo que este día es festivo en muchos países. El día de los Reyes Magos se celebra en toda América Latina, España, Francia y Filipinas, aunque, como es lógico, cada uno de ellos sigue sus propias costumbres a la hora de la preparación y la celebración.



Los Reyes Magos en el mundo


Todos sabemos de qué manera se celebran los Reyes en España, sin embargo, no somos el único país en celebrar esta tradición…

Postre típico de 6 Enerp
En Venezuela: la celebración del día de Reyes tiene un sentido más religioso, tradicional y familiar. Lo más importante para los venezolanos de este día, es celebrar el acto de la llegada de los Reyes Magos a Belén y concretamente el momento de la adoración al niño Jesús. Para ello, en muchos lugares del país, se hacen representaciones de dicho momento, recreando el pesebre donde se encontraban Jesús, María y José. Como es lógico, también se da vida a los personajes que fundamentan esta celebración, es decir, los queridos Reyes Magos.
Para conmemorar dicha celebración, en Venezuela es tradicional celebrar una cena de reyes con la familia y seres queridos en la que se comparten gran cantidad de platos y especialmente, la Rosca de Reyes, que en este caso se trata de un pan dulce relleno de frutas confitadas, cubierto de azúcar y que suele acompañarse con vino.
Por la noche, los niños dejan sus zapatos en la puerta para que los reyes dejen en ellos sus presentes y dinero, ya que tienen la creencia de que los reyes son personajes ricos y generosos.

En Argentina: la tradición en este país es bastante similar a la española, la noche del 5 de Enero, los niños dejan sus zapatos junto al pesebre y colocan pasto y agua para los camellos, encontrando sus regalos la mañana siguiente. Como nota diferente, en argentina existe gran tradición de dejar juguetes y diferentes regalos en barrios pobres o marginales así como en hospitales, para que de esta forma, todos los niños puedan disfrutar de tan esperado día y mostrando así la generosidad y bondad de sus majestades.

En México: la costumbre en México es también similar a las anteriores y está muy arraigada, ya que en la ciudad de Tizimín, encontramos el segundo santuario más importante en honor a los tres Reyes Magos, que durante las fechas navideñas es regularmente visitado por gran cantidad de público procedente de muchos lugares. Por su parte, en este país los niños también suelen escribir una carta a sus majestades los reyes para contarles que tal se han portado durante el año y que les gustaría recibir como regalos, con la diferencia de que en lugar de enviarlas, las colocan junto con sus zapatos al lado del pesebre o bajo el árbol de Navidad y esperan a la mañana siguiente para encontrar sus deseados regalos de reyes.
También en México es costumbre compartir con la familia el tradicional Roscón de Reyes, que en este caso se trata de un pan en cuyo interior se coloca alguna figurita de relacionada con Jesús, que se conoce como monito, y que otorgará a aquel que la encuentre el deber de invitar a sus amigos o familiares el día de la celebración de la Candelaria.

Regalo niños malos

• En Puerto Rico: la tradición en este país marca que los niños recojan pasto durante el día 5 de Enero. Dicho pasto será depositado en una caja y se colocará junto con sus zapatos al lado de su cama o el árbol. En algunas regiones también se coloca leche para los reyes. A la mañana siguiente, los camellos habrán comido su pasto, los reyes su leche y encontrarán sus regalos. También se celebra de forma habitual una comida con los familiares para celebrar la fiesta de los reyes.

En Perú: la fiesta de los reyes se celebra en Perú de forma algo distinta. Al finalizar la navidad, se celebra entre los amigos o familiares una reunión o fiesta mientras se desmonta el Nacimiento. A esta celebración se le llama Bajada de Reyes. Sin embargo, en este país, la tradición de dejar regalos a los niños ha caído en desuso.

• En Francia: la celebración en este país es meramente religiosa y consiste en compartir, generalmente en familia, la galette, que no es más que un dulce que tiene en su interior pequeñas figuritas. Es costumbre que el más pequeño de la casa decida el reparto de porciones del dulce. Aquel que encuentre la figura, será coronado rey.

• En Filipinas: la tradición de los Reyes Magos en Filipinas está prácticamente perdida, sin embargo se sigue llevando a cabo en algunas pequeñas poblaciones. Como es habitual, se celebra en reunión con la familia, compartiendo una buena comida, para que más tarde, al igual que millones de niños de todo el mundo, los niños filipinos reciban sus esperados regalos de reyes.


No cabe duda de que el día de los Reyes Magos es uno de los días más esperados del año por millones de niños (y adultos). Todo el equipo de Evaneos.es desea que los celebréis y disfrutéis, y que sea un día lleno de emoción y alegría junto con la familia y los amigos.

2 comentarios en “La historia de los Reyes Magos

  1. LOS FELICITO !
    Me encantó el artículo que publicaron sobre los Reyes, tal es así que lo compartiré con amigos y para mí fue un muy bonito regalo de Reyes.
    Hecho con dedicación , historia y mucho de ilusión .
    Gracias !
    María Ana

    • Buenas tardes Maria Ana,
      Gracias a ti por tus palabras, esperamos que nuestros artículos siempre te sorprendan y te hagan viajar y descubrir nuevos horizontes.
      Un abrazo,
      El equipo Evaneos.es

Deja un comentario

No publicaremos tu dirección de correo electrónico. Campo obligatorio *