Costa Rica o cómo vivir la “pura vida”

Si relacionas Centro América con el verde de la naturaleza, probablemente estés imaginándote algún paisaje de Costa Rica. Múltiples parques nacionales cubren la superficie del país, algunos de ellos inscritos en el Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. ¿Pero como lo hacen los ticos para mantener esta armonía? Hoy hablamos con Sonia, nuestra agente local en este destino de ensueño.

Sonia, nuestra agente local en una puesta de sol en la playa de Jaco

 

– ¿Cómo te definirías en el contexto viajero?

En la actualidad siempre busco lo más cómodo y con los mejores paisajes. El otro aspecto que busco siempre es el contacto con los locales, pero siempre a partir de un viaje organizado. Considero que si viajas por libre a veces te llevas sorpresas, y personalmente me cuesta relajarme, por ejemplo, si no encuentro la disponibilidad del alojamiento, o las excursiones que quiero hacer…

– ¿Qué te llevó a trabajar en el turismo de Costa Rica?

Yo soy natural de Costa Rica. Me salió un trabajo en la industria del turismo, y como me encanta ver a un viajero descubrir nuestro país, seguí con ello. Los viajeros que vienen a aquí son como invitados, tengo cierto sentimiento de anfitriona porque estoy enamorada de mi país básicamente, e intento explicarles el porqué.

– ¿Cuál es tu motivo?

Básicamente, lo llevo en la sangre. Todo lo que representa Costa Rica me enamora, desde su patrimonio natural hasta su gente, y así lo transmito a nuestros viajeros.

– Cuéntanos algún recuerdo que te provoque esta sensación.

Me acuerdo que de pequeña mis tíos se apañaban con menos recursos para llevarme de vacaciones a las playas más cercanas. Eso era algo totalmente exótico para mí. Y la verdad es que a medida que he seguido viajando, el patrimonio natural de Costa Rica me ha parecido mucho más peculiar.

Por ejemplo, Río Celeste es un espectáculo natural que no se parece a nada de lo que hayas visto. No se trata únicamente del paisaje, sino de la sensación inspiradora que te invade en el lugar. Si nos sorprende a los locales, imagínate para los turistas.

Pequeña escalera hacía la cascada de Río Celeste

– ¿Costa Rica tiene uno de los patrimonios naturales más bellos de Sudamérica, pero muchos problemas logísticos (infraestructuras, transporte…) ¿cómo afecta esto al viaje y que tipo de transporte ofrecéis al viajero durante los circuitos?

Es verdad que Costa Rica no tiene las mejores carreteras de Latino-américa, pero se ha ido mejorando en los últimos años, sobre todo de cara al viajero. Para ir al parque Manuel Antonio, se ha creado una autopista bien habilitada en sustitución de los antiguos caminos que había antes.

Pero, por otro lado, el viajero que viene también quiere descubrir cosas nuevas, otras formas de viajar. En el camino a Monteverde, la mitad es carretera pero la otra es lastre, si bien no es el más cómodo, tiene un encanto único. Pasas por pueblos que viajando por autopista ni conocerías.

A los ticos nos gustan los turistas, pero no el turismo masificado. No concuerda con la pura vida, ya que se trata de “visitas exprés” y te quedas con lo superficial.  Imagínate cuanta gente vendría si pavimentáramos todo; ya no verías ganado, ni atmósfera rural. El viajero que viene sabe lo que busca y lo que ofrece Costa Rica.

Sonia, disfrutando de los encantos del parque Arenal

¿Cómo impacta el turismo a la economía costarricense?

Igual que antes era el café y el banano, hoy en día el turismo es la primera fuente de ingresos en el país. Hay muchos empresarios pequeños, agricultores o campesinos que ofrecen compartir su día a día con los europeos o demás turistas que vienen.

Cualquier viajero que haya pasado por aquí, te podrá decir que nosotros no buscamos la propina, simplemente nos encanta hablar con aquellos que vienen a visitar el país. Es actuar a “lo tico”, una forma peculiar de relacionarse para la mayoría de los extranjeros.

-Antes decías que te encanta trabajar en el turismo, pero háblanos un poco más de tu agencia.

Nuestra agencia se fundó hará unos 15 años. Empecé yo sola, haciéndolo absolutamente todo durante dos años; contactos, las reservas, los transportes. A partir de ahí empecé a crecer y actualmente somos unas 6 personas, entre los que están en la oficina y los que operan desde fuera.

Al principio se trataba sobre todo de viajeros que venían de EUA y Canadá, pero cada vez nos abrimos más a Europa. Lo que nos ha ayudado más a crecer siempre ha sido el “boca a boca” y las buenas referencias.

– ¿Tenéis muchos viajeros españoles? ¿Cómo recibe la población este turismo?

Los españoles son probablemente los viajeros más asiduos que encuentras en Costa Rica. De hecho, mi primera clienta era una española de Barcelona, que hoy se ha convertido en una de mis mejores amigas (ya ha venido 5 veces).

-¿También la vienes a visitar a España de vez en cuando?

Siempre que puedo. Ella se ha convertido en una de las principales embajadoras de nuestra agencia. Se ha enamorado de Costa Rica como yo, y ha hecho muchos amigos ticos, por lo que te decía de que siempre queremos conocer lo nuevo. De ‘hecho en Septiembre nos encontraremos de nuevo, pero esta vez en Europa.

La gran mayoría de los españoles que nos visitan destacan en primer lugar el patrimonio natural que tenemos, pero en segundo, nuestra gente.

Sonia y su amiga española en la reserva Pacuare

-¿Y cuándo se tiene que ver esta naturaleza y su gente?

Yo como recomendación les digo que vayan en la temporada de lluvia, entre marzo y junio. Los clientes quieren las zonas menos masificadas y más verdes y viajando en esta temporada es más fácil estar tranquilo, encontrar mejores ofertas y con una lluvia que suele ser ocasional.

Al fin y al cabo, el clima es variable dependiendo de la zona. No hay que tener miedo de la lluvia; después de que caigan cuatro gotas, cambia totalmente el paisaje y suele ser para bien. El viajero tiene que entender que aquí las temporadas no están tan marcadas como en Europa, es un país tropical que puede variar bastante.

– ¿Por qué es una ventaja pasar por una agencia como la vuestra?

Por la experiencia que antes te comentaba, por nuestro servicio totalmente personalizado y porque somos de aquí y conocemos el lugar. También tenemos contacto directo con los proveedores. Cualquier imprevisto nos damos cuenta incluso antes de que lo sepa el cliente (se cancela un vuelo, un viaje…). Si se interrumpe algún camino, pues modificamos la ruta antes de que se dé cuenta.

Además, siempre ofrecemos una línea directa de contacto. Cuando llegan al aeropuerto, les damos un chip para el teléfono, y nos puede llamar, enviar WhatsApp cada día, hasta media noche.

Hay clientes también que vienen a la aventura y no reservan, pero el hecho de tener alguien que tenga las rutas y las conexiones en mente, eso siempre es mejor. Conocemos la topografía, la prioridad y la logística. Y no cobramos ningún plus por ello.

– ¿Y por qué viajar juntamente con Evaneos?

Me parece que es una iniciativa excelente. Es un respaldo para el público europeo de que alguien va a velar por sus intereses, ya que a algunos les cuesta confiar con alguien que está al otro lado del atlántico.

Además, pueden pagar en su moneda, tienen una póliza de repatriación por el hecho de efectuar el pago por la plataforma. Evaneos no escoge cualquier agencia, sino que se ofrece lo que busca el cliente para ponérselo fácil.

-Muchas gracias por tu tiempo Sonia. A continuación, os dejamos algunas imágenes de los viajeros que han estado por Costa Rica con ella!

Viajeros

 

Atardecer en Drake Bay

Visitando al Perezoso en Rincón de la vieja

Deja un comentario

No publicaremos tu dirección de correo electrónico. Campo obligatorio *